Se me viene a la cabeza la canción del “Niño enfurruñado“ de Pedro Ruíz que decía:

“Este país es un niño enfurruñado, que un día se toma a pecho el asunto más pequeño, y que al otro se hace pis en el libro más sagrado”, y cuyo final acababa diciendo: “este país es un niño haciendo pis”. Pues eso, que aunque la canción nada tiene que ver con Bruselas, podría ser perfectamente aplicable, lo del niño haciendo pis, claro está…manneken01

El Manneken Pis es una “celebrity”, es el símbolo de la ciudad…Así que no es difícil de encontrar: cerca de la Grand Place y alrededor de un gran número de turistas, cual paparazzis tras Cristiano Ronaldo…Por lo que cuando veáis mucha gente en una calle próxima a la Grand Place (Rue de L’Etuve), ¡ahí es! Y seguramente que al verlo pensaréis: ¿pero es esto?. Y es que al Manneken le pasa como a cualquier “celebrity”…, que vistas de cerca pierden mucho…, pues el “muñeco” en cuestión mide poco más de medio metro…

En algún sitio leí que lideraba un ranking de las atracciones turísticas más decepcionantes…¡Hombre, no es la Torre Eiffel!, pero para el caso, cumple la misma función, la de ser icono de una ciudad…Así que…Un poquito de por favor…¿No?.

IMG_5934

La estatuilla de bronce fue realizada en el siglo XVII por Jérôme Duquesnoy pero ya se habla de su existencia en piedra desde el siglo XV. La expuesta es una réplica, pues la original está custodiada por el ayuntamiento desde 1965, por haber sido víctima de varios robos y actos de vandalismo.

¿Qué tiene de curioso el Manneken? Pues no se sabe muy bien, ya que hay varias leyendas:

  • Podría ser un niño, Juliaanske, que meando sobre la mecha encendida salvó a la ciudad de un incendio provocado por unas tropas enemigas.
  • Podría ser un niño cuya familia perdió y fue encontrado orinando tan ricamente, por lo que su padre construyó o contribuyó para la construcción de una fuente.
  • Podría ser el pequeño duque Godofredo III de Lovaina, cuyas tropas lo colocaron en una cesta colgado de un árbol, y desde allí orinó a las tropas enemigas de los señores de Grimbergen, haciendo que éstos últimos perdieran la batalla.
  • En el siglo XVII el gremio de los curtidores pagaba a los niños un precio simbólico a cambio de que orinasen encima de las pieles. Esta puede ser la explicación por la cual también se puede ver una figura similar en Amberes o en Gante.

A saber…,simplemente pudiera ser una fuente para abastecer al barrio de agua.. El caso es que el muñeco que mea es todo un icono de la ciudad con envidiable vestidor, pues se habla de que tiene cerca de 900 trajes. Así que es habitual verlo con algún modelito: de Elvis, de Papa, del Real Madrid, del Barça y de profesiones varias…Y hasta alguno de Ágata Ruíz de la Prada…

Vestir a esta estatuilla suele convertirse en una ceremonia acompañada de bandas de música. Parece ser que cuando vuelve a conectarse el chorro del Manneken Pis una vez ha sido vestido, el exceso de presión provocado por el parón suele salpicar a los asistentes, pillando por sorpresa a muchos de ellos.

Nosotros lo vimos disfrazado, como no podía ser de otra manera siendo carnaval….

IMG_5406

A todo famoso le salen imitadores…en chocolate por ejemplo, o como figura en sacacorchos. La mayor parte de los souvenirs de Bruselas tienen su estampa.

IMG_5408

Al Manneken se ha salido competencia: la Jeanneke Pis, o dicho de otra manera, la niña meona. Se dice que es la hermana del Manneken.

IMG_5442La estatua fue esculpida por Denis-Adrien Debouvrie en 1985 e inaugurada en 1987. Parece ser que fue encargada por el dueño de un restaurante.

Es más difícil de encontrar que el Manneken, en el callejón de la fidelidad (Impasse de la fidélité), protegida con unas rejas. En una placa explica la leyenda de que las parejas que le tiren una moneda, se prometen fidelidad el uno al otro…Dicen que lo recaudado se utiliza con fines solidarios.

IMG_5444

Y como no hay dos sin tres, el escultor Tom Fantzen creó en 1998 al Zinneke Pis, la mascota meona, que no parece ser muy querida por los locales, pues lo ven como algo sucio y ordinario.

IMG_5557

“Zinneke” viene de Senne, un río que fue soterrado en la segunda mitad del siglo XIX por su insalubridad, pues generaba la aparición de roedores. Para combatirlos, Bruselas se pobló de gatos y más gatos, que a su vez se fueron reproduciendo entre ellos, y a los que se les pondría el nombre de “Zinnekes”, que significa mestizo en neerlandés.

A los Bruselenses también se les llama “Zinnekes”, por eso de la mezcla de culturas y razas (sólo son oriundos un pequeño porcentaje), así que al perro, de raza común, se le bautizó “Zinneke” haciendo honor a los habitantes de la ciudad, aunque a algunos no les guste mucho….

IMG_5558

A diferencia de l@s niñ@s, el perro levanta la pata “para mear y no echar gota”, pues no es una fuente.

Está ubicado en el cruce entre la Rue des Chartreux y Rue du Vieux-Marché-aux-Grains.

Anuncios