Para ir del aeropuerto de Charleroi a Bruxelles Midi (“Gare du Midi”), llevábamos impresos los billetes del Shuttle: 28 euros ida y vuelta cada uno. El viaje dura aproximadamente una hora.

Nos alojamos en el Hotel Van Belle, a 10 minutos a pie de la “Gare du Midi” y a otros tantos de la Grand Place. Habitación doble con baño y desayuno 4 noches 189,38 euros (más 2850 puntos de Travel Club). Está situado en la Rue Chaussée de Mons nº 39, en el distrito de Anderlecht, una zona obrera en la que residen inmigrantes. No nos resultó para nada peligroso, ni se podría considerar el extrarradio. El hotel está ubicado a 5 minutos a pie del “pentágono” del centro.

                          

IMG_6073            IMG_5943

¿El pentágono? Sí sí, no tiene nada que ver con Washington. Es el centro, el corazón de Bruselas, que hace la forma de un “pentágono” visto en un mapa. Una cosa así como decir que Italia es una bota…

Del hotel la única pega que le vi es que no tenía wifi en la habitación. No recuerdo si pagando podías tener acceso, pero sí tenían un ordenador en la recepción para uso de los huéspedes.

Llegamos a Bruselas, a “Gare du Midi” (el shuttle se detiene en esa estación) a las 15:00h, y entre unas cosas y otras a las 16:30h ya estábamos adentrándonos en el centro de Bruselas.

De comida un kebab “take away “ y andando, que nos quedan 2 ó 3 horas de día…¡Ah! y de postre un gofre, que están buenísimos. Los hay por 1 euro, y le puedes echar nata o chocolate, que ya te va a costar otro euro por lo menos o más, pero comerlos en Bruselas es de obligado cumplimiento.

A medida que vas caminando por las calles del corazón de Bruselas, comienzas a percibir una serie de sensaciones que te despiertan los sentidos: el olfato, que hace que te percates de su presencia y que el alma se te despegue del cuerpo y vaya derechita a su objetivo; La vista, a través de esos atractivos escaparates de divertidas figuras y colores; El gusto ¡¡Ay el gusto!! placer adulto… cuando se derrite en tu boca…Y el tacto, que hace que se te ponga el vello de punta…¿A qué me estoy refiriendo??? mmmm….Al chooocoooolaaateee!. Y es que en Bélgica el chocolate es el rey de las dulcerías. Bruselas está plagada de chocolaterías, por citar algunas más famosas: Leonidas, Godiva, Neuhaus, Cote d’Or, etc… De todos modos, en mi opinión, no le envidia nada al chocolate suizo, pero yo no soy muy chocolatera, quiero decir que me gustan todos, no sé catar.

En nuestro camino a la Grand Place nos encontramos con un desfile de personas disfrazadas, no sé muy bien de qué, que tras su paso daban lugar a otras tantas, sin disfraz, que se agolpaban alrededor de algo, o de alguien…¿y  quién iba a ser?: ¡El Manneken Pis! también disfrazado con el mismo atuendo que llevaba la comparsa, y es que ¡es carnaval!.

IMG_5405                     IMG_5406

La Grand Place, patrimonio de la humanidad desde 1998. Es una de las plazas medievales más bellas del mundo, en la que se encuentran las casas de los gremios, el ayuntamiento y la casa del Rey. También es llamada Grote Mark (Gran Mercado en flamenco) pues su origen fue la creación en el siglo XV de un mercado de abastos, en el mismo lugar donde ahora está ubicada. Más tarde se construyó el Ayuntamiento y se fueron sumando edificios a lo largo de los años.

Ayuntamiento               IMG_5412

En 1695, un bombardeo del ejército francés, la dejó en ruinas. Pero gracias a los ciudadanos y a los gremios que estaban instalados en la plaza, lograron reconstruirla. La plaza posee una gran riqueza ornamental, donde se mezclan varios estilos arquitectónicos, como son el gótico y el barroco, además del neogótico y neoclásico.

IMG_6063               IMG_5409

Víctor Hugo consideraba a la Grand Place como una de las más bellas del mundo. Y digo yo que para gustos colores, pero desde luego podría estar entre las primeras de la lista…¿No? Por cierto, el escritor vivió en una de sus casas durante su exilio en Bélgica.

IMG_5416               IMG_5417

A la derecha de la casa de los Duques de Brabante (foto de la derecha), está la Rue de la Colline, perpendicular a la Rue du Marché aux Herbes. En la intersección entre estas dos calles se podrán ver las Galerías Saint Hubert, aunque tienen su entrada por detrás, en la Rue des Bouchers. Esta calle también es famosa por sus restaurantes, bares, etc…

No vamos a engañarnos, las galerías no son las de Milán, pero no están nada mal.

IMG_5420                 IMG_5424b

Ya más arriba, en la Place de Sainte Gudule, como su propio nombre indica, está la Catedral de San Miguel y Santa Gúdula.

IMG_5423
Catedral de S.Miguel y Sta Gúdula

Es la principal iglesia católica de la ciudad.

De estilo gótico (siglo XIII) aunque se inició sobre una construcción románica del siglo XII.

En los años 60 adquirió el titulo de catedral y en los años 80 fue sometida a una importante restauración, por lo que se encuentra en buen estado de conservación.

¿Por qué se le hace honor a dos santos? Pues veréis, inicialmente se trataba de una iglesia que honraba a San Miguel, pero en el año 1047 se depositaron en su interior los restos de Santa Gúdula (fallecida en el 712). Así pues se le llama de San Miguel y Santa Gúdula.

Volvemos a adentrarnos de nuevo en el corazón de Bruselas y nos topamos con la fuente dedicada a Charles Buls, alcalde de finales de siglo XIX gran defensor de la restauración de la Gran Place.

IMG_5421
Fuente Charles Buls

En nuestro paseo no pasan desapercibidos los murales dedicados al cómic, pues Bruselas es el lugar de nacimiento de famosos personajes como Lucky Luke, Tintin, Gaston Lagaffe (el gafe) y otros más. Hay más de 50 repartidos por toda la ciudad, inicialmente para “adecentar” paredes y fachadas, pero esta iniciativa reparadora se convirtió en un reclamo turístico más de la urbe. Animaos a dar un paseo cómico por Bruselas.

Apurando ya los últimos minutos de luz diurna, seguimos caminando y pasamos junto al edificio de la Bolsa.

IMG_5432

Así como de la Iglesia de San Nicolás, patrón de los comerciantes, situada en la esquina de la plaza del mercado. Al igual que la catedral, ésta también es un templo gótico construido sobre uno románico anterior.

IMG_5428      IMG_5427

Como última atracción turística del día, nos fuimos en busca de la Janneke Pis, escondida en el callejón de la fidelidad (Impasse de la Fidélité). No es tan fácil de encontrar como a su hermano…

IMG_5441

Y ya allí, aprovechando el ambiente de un sábado nocturno, decidimos buscar un local para tomarnos una cervecita. Sólo una, mañana más… Interesante conocer sus bares ¡qué lugares!

IMG_5433                           IMG_5438

Domingo, día 2 de marzo de 2014

Iniciamos el día temprano y con un buen desayuno: café, leche, pan, embutido, dulces, etc… Me encanta el buffet de los hoteles…Lo reconozco. Además, es necesario, si vas a patear largo durante el día, tienes que empezar por alimentarte bien…

Nuestra primera visita será el barrio de Les Marolles. Se trata de un barrio de anticuarios, tiendas de decoración, galerías de arte, etc…en el que los domingos a la mañana en la Place du Jeu de Balle, se celebra “El mercado de las Pulgas“, es decir, el rastro, o bien la venta de objetos de segunda mano o de “medio uso” que le llaman algunos, y que cada cual quiere darle salida por un bajo precio. Ahí podemos encontrarnos de todo, ¡hasta una dentadura!. ¿Ya me diréis para qué quiere alguien una dentadura usada?.

IMG_5465                      IMG_5468

Las tiendas de alrededor también están abiertas y muchas tienen saldos. Como hacía frío, nos compramos unos guantes, nuevos, claro. Los míos de piel, por 5 euros, ¡una ganga!.

IMG_5469

Un poco más arriba está el barrio de Sablón, en el que también se celebra un Mercado de Antigüedades. Aquí la cosa cambia, estamos hablando de artículos de mucha más calidad, y los precios son bastante más elevados, claro está…Es más, hasta nos dio un poco de corte hacer fotos, había clientela más selecta, por decirlo de alguna forma…

Muy próxima está la iglesia de Notre Dame du Sablon, una iglesia gótica muy bella de la que destacan sus vidrieras.

IMG_5485                    IMG_5480

Frente a la iglesia se encuentra la Place du Petit Sablon, desde donde fueron tomadas estas fotos.

IMG_5483
Place du Petit Sablon

Después de pasear por los jardines de la plaza, continuamos camino hasta la Place du Trône, en la que se erige una estatua del Rey Leopoldo II de Bélgica.

IMG_5489
Estatua ecuestre Leopoldo II

Y de ahí, a la Place Luxembourg.

IMG_5493
Place de Luxembourg

Aquí haremos nuestra siguiente parada para visitar el Parlamentarium.

IMG_5498                     IMG_5495

En el museo, que por cierto es gratuito, se hace un recorrido por la historia de la Unión Europea, así como se explica el proceso de ampliación a través de mapas verticales transparentes de los países que poco a poco se fueron anexionando. Se puede encontrar información de los distintos grupos políticos y actividades del parlamento. Incluso ofrece un juego de rol diseñado para que los participantes puedan asumir el papel de diputados y experimentar aspectos como hablar en público, trabajar en equipo, etc…

Tras esta visita volvemos a adentrarnos en el pentágono del centro, pasando por el Palacio y la Plaza Real, en la que se encuentra la iglesia de Saint Jacques sur Coudenberg (foto de la derecha).

IMG_5520                           IMG_5524

El Palacio Real fue construido en 1779 por Guillermo I para ser la residencia de los Reyes de Bélgica. Parece ser que, como es tradición, cuando la familia real se ausenta por vacaciones, el palacio abre sus puertas para ser visitado por el público.

Continuamos paseando por el parque, paralelamente a la Rue Royale, para acabar desviándonos hacia la “Gare Centrale” (estación central), y así mirar horarios de tren para viajar a Brujas y Gante en los próximos días.

A la salida de la estación, y a pocos metros, encontramos la Place d’Espagne. Quijote y Sancho, muy español. Réplica exacta de las expuestas en la Plaza de España de Madrid. La infanta Cristina las inauguró en 1989 con motivo de la presidencia de España de la Unión Europea.

, IMG_5541                    IMG_5539

Y por aquí nos compramos una metralleta, sí,sí, una metralleta, “Mitraillete” le llaman ellos. Es una baguette gigante en cuyo interior le echan ensalada, patatas fritas, carne frita y salsa, muuuchaa salsa…¡metralleta calórica!, menuda booommbaa…

Continuamos camino hacia la iglesia de Saint Catherine. Se trata de un templo que mezcla estilo gótico, románico y renacentista. Por cierto, en bastante mal estado de conservación. Llama la atención el contraste entre su fachada, mucho más limpia que sus laterales.

IMG_5554                    IMG_5550

     

Detrás de ella, se encuentra la Torre Negra. Se trata de un resto de la ciudad amurallada.

IMG_5551

La Place Saint Catherine es una zona de animación nocturna. Antiguamente estaba el muelle del puerto. En la actualidad cuenta con numerosos restaurantes en los que generalmente se sirven platos de pescado. El ambiente es tranquilo y los precios elevados.

IMG_5548

En esta zona también se encuentra el Zinneke Pis, en la intersección entre Rue des Chartreux y rue du Vieux-Marché-aux-Grains.

IMG_5559        IMG_5558

Caminando nos topamos la place de la Monnaie, o de la moneda, donde se encuentra el Theatre Royale de la Monnaie.

IMG_5545

De vuelta a la Grand Place, seguimos camino hacia el Parking 58 ¿A no os imagináis a qué?, pues a contemplar unas vistas de la ciudad. Ya hay que ser friki para utilizar un parking como si fuera un mirador…Pero no somos los únicos, que lo hemos leído en alguna parte, y por cierto, es muy recomendable, lo malo es que el día se estaba acabando y no había suficiente luz…

Ya se ha hecho de noche así que buscamos un sitio para tomar una cervecita y luego ¡a cenar!. Para ello, elegimos un restaurante de la Rue des Bouchers, o de los carniceros, en la que hay numerosos locales de hostelería y camareros moscones que te invitan a entrar a su restaurante.

IMG_5425

Elegimos uno para probar el plato típico ¿las coles de Bruselas?, pues ¡no!, los “Moules Frites“, mejillones con patatas fritas en castellano.

El camarero, que hablaba español, nos atendió con suma amabilidad, como suele ser habitual. Al decirle que éramos gallegos, nos comentó que él había vivido en Santiago y bla, bla, bla…

De primero, una sopa, de segundo, el plato “estrella”: una cazuela llena de mejillones al vapor, del tamaño de una uña, con patatas fritas.

IMG_5737

Entre nosotros: para los gallegos los “moules” belgas no valen nada, comparados “cos mexilóns das nosas rías, grandes e bermellos”.

De postre tomamos una tartita similar al tiramisú. No fue caro, 24 euros los dos. Eso sí, creo que al camarero le dio vergüenza preguntar qué tal la comida. No me extraña…, si realmente conoce Galicia…

Miércoles, 5 de marzo de 2014

 Hoy se acaba nuestra estancia en Bélgica y queremos aprovechar el día a tope.

Empezamos la ruta casi por la misma zona que el sábado a la mañana. Nuestro objetivo es ver el majestuoso edificio del Palacio de Justicia, por lo menos por fuera. Por cierto, estaba en obras. No me quiero imaginar el tiempo que tardarán en rematarlas…Pero antes nos topamos con el ascensor del barrio “Les Marolles”, el mismo que visitamos el sábado, en el que había el mercadillo ¿recordáis?. Se trata de un elevador de cristal que conecta este barrio con el del Sablón y que a su vez hace también la función de mirador.

IMG_5948               IMG_5947

IMG_5956              IMG_5953

Tras esta parada para hacer estas instantáneas, seguimos camino por la rotonda de la Avenida de Louise y al Boulevar Waterloo, zona de tiendas “chic” de la capital, Louis Vuitton, por poner un ejemplo. Y como quien no quiere la cosa, llegamos al barrio europeo.

IMG_5962               IMG_5963

Bordeamos este barrio para ir al Parque del Cincuentenario o Jubelpark (del jubileo). Pulmón de la ciudad que mandó construir el rey Leopoldo II en 1980 con motivo de la conmemoración de los 50 años de independencia de Bélgica de los Países Bajos.

IMG_5966              IMG_5970

Por cierto, en los laterales de su Arco de Triunfo se encuentran: el Autoworld o museo del automóvil, donde se pueden encontrar coches de distintas épocas, el Museo de Arte e Historia y el Museo Militar. Este último es gratuíto y a través de él se puede acceder a la cima del arco y observar unas magníficas perspectivas de la ciudad.

IMG_5976                              IMG_5980

Frente al parque está la parada de metro de “Schuman” y tomamos éste dirección Haysel. Al lado del estadio que lleva el mismo nombre, se encuentra otra de las atracciones turísticas por excelencia de Bruselas, el Atomium.

El edificio se construyó para una exposición universal en 1958 y se ha convertido junto al Manneken en un icono de la ciudad, y eso que era un edificio para salir del paso, para los meses de la “expo” y nada más. Ni es una molécula, ni es un átomo, nada de eso…Es la estructura cristalina del hierro, aumentada 165 millones de veces.

IMG_6030                           IMG_5995

Tras previo pago de entrada, 11 euros cada uno, nos adentramos en un paseo de tubos y esferas.

IMG_6007                                         IMG_6028

Como en casi todos los edificios emblemáticos, suele decepcionar su interior (aunque no por ello hay que dejar de visitarlos, todo lo contrario). En ese momento había una exposición de original mobiliario, además de la permanente de su historia.

IMG_6026                     IMG_6022

No se visitan todas las esferas. De las nueve, sólo 4 ó 5.

En la planta baja se ubica una tienda de recuerdos, y en la de la cima, la nueve, un bar-restaurante que ofrece unas bonitas vistas a la ciudad, Mini-Europe, Estadio Haysel

IMG_6006                         IMG_6001

Fue una pena no poder ver por dentro el Mini-Europe, pues lo encontramos cerrado ( anualmente cierra de principios de enero a mediados de marzo), así que tuvimos que conformarnos con verlo desde arriba…El parque alberga maquetas de los edificios más emblemáticos de las ciudades europeas: Torre de Pisa, Catedral de Santiago, Torre Eiffel…

En una parada de metro próxima, Araucaria (Parque Laeken), se encuentran las torres chinas. Éstas no suelen ser tan visitadas como los anteriores, de hecho nosotros no teníamos previsto verlas si no es por recomendación de la dependienta de una tienda de chocolates del centro. En concreto es una Torre Japonesa (en realidad una pagoda), el Pavellón Chino y el Museo de Arte Japonés.

IMG_6047                                        IMG_6037

IMG_6041

Éstas fueron un capricho del rey Leopoldo II, pues las vió en una “expo” celebrada en París a principios del siglo XX, le gustaron y las compró. Así de simple cuando hay dinero.

Ya es mediodía, y como todos los primeros miércoles de cada mes el Museo Magritte (como Dalí pero en belga) es gratuíto a partir de las 13.00h, nos dirigimos a él e intentamos sin suerte acceder, pero nos fue imposible. Estaba abarrotado, no es buena cosa esto de la gratuidad pues la gente se amontona de tal forma que pierde la educación…

Lo mismo nos ocurrió con el Museo de Instrumentos Musicales (MIM) del Edificio Old England, de estilo modernista o “Art Noveau“, que suena más chic… Bruselas es la cuna del “Art Noveau”, pues tiene numerosos edificios de este estilo construidos a finales del siglo XIX, coincidiendo con el reinado de Leopoldo II, cuando Bélgica se convirtió en una gran potencia gracias a la explotación de los recursos del “Congo Belga”.

IMG_5528
Edificio Old England

Desde allí, bajamos a Monts des Arts y Place d’Albertine.

IMG_6060                            IMG_6061

Atravesamos la Rue Putterie

IMG_5535

Antes de llegar a la Grand Place, nos detenemos en la Tienda Tintín (Rue de la Colline), que por fin la vemos abierta (cierra a las 18.00h, como casi todo). ¡Ojito con los precios! nos llevamos un mini Tintín del tamaño de la mitad de un dedo por 10 euros, ya le llega…

A la salida de la tienda pasamos por la Rue Marché aux Herbes y ¡sorpresa! ¡¡¡¡Las Galerías Ágora!!!!

Recuerdo que la primera vez que estuve en Bruselas, en el viaje de 3º de BUP con el instituto, habíamos entrado en unas galerías muy próximas a la Grand Place, de hecho tienen entrada o salida por la Rue de la Colline, casi frente a la tienda Tintín. Me sorprendió encontrarlas tal y como las recordaba. Hay tiendas de todo tipo, no tienen la clase de las Saint Hubert, son más para el “populacho”.

Y ya no da tiempo de más. Hubiésemos visto el Jardín Botánico, los Estanques de Ixelles

El vuelo sale a las 20.00h así que nos dirigimos al hotel a recoger las maletas y a “Gare du Midi”. Allí esperando el Shuttle, escuchamos a unos chicos hablar castellano con un acento que nos resultaba familiar. Eran 5 chicos gallegos que habían venido a Bruselas para celebrar que habían acabado el M.I.R, en concreto dos de ellos,

eran de nuestro pueblo, y es que… SIEMPRE HAY UN GALLEGO EN LA LUNA

Anuncios