Quiero desterrar la idea de que Bruselas es una ciudad gris y aburrida, ¡¡¡para nada!!! En nuestra opinión nos pareció muy animada. Da igual que sea sábado como que sea martes, en Bruselas siempre encontraréis buen ambiente nocturno.

Si os gusta la cerveza, estáis de suerte, la cerveza belga está bueniiiiiiisima, además de la gran variedad que se oferta en sus bares. Si no es así, también se puede tomar otra cosa y disfrutar de sus curiosos locales. Seguro que os sorprenderán. Por poner un ejemplo de los mismos recomiendo:

Por su original decorado “Le Cercueil“, porque no todos los días te puedes tomar una cerveza en la cabeza de una calavera…

IMG_5581

Coronas, tumbas, esqueletos, cuadros siniestros y calaveras conforman el ámbiente tétrico del local. Música rock y buena selección de cervezas. Es muy divertido, os va a encantar.

Por cierto, lleva más 20 años abierto… Estuve en él en mi primer viaje a Bruselas en 3º de BUP, y aún lo recordaba, ¡cuál fue mi sorpresa encontrarlo de nuevo!.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Está ubicado en una de las calles que dan a la Grand Place, en concreto la que separa la “Casa del Rey”  del conjunto de casas gremiales del nº 20 al nº 28, Rue des Harengs.

Por la historia de su edificio, su arquitectura y uso cultural “Les Halles Saint-Géry“: abierto de noche y de día. Tanto te puedes tomar un café o un chocolate de mañana y contemplar una exposición artística, como tomarte una cerveza o una copa de noche mientras disfrutas de un concierto.

El edificio fue un mercado de finales del siglo XIX, de ahí su estructura metálica. Dos siglos antes había sido una iglesia gótica, destruida durante la revolución francesa, y en su lugar fue colocado un obelisco, que aún perdura, como se puede ver en la siguiente foto, detrás del escenario.

Actualmente es uno de los edificios protegidos. Se trata de un centro de exposiciones y actividades dedicado al patrimonio y entorno de Bruselas. Lo que te atrae de este lugar es su extraña estructura y te preguntas ¿qué hace toda esa gente una noche como ésta agolpada al lado de una plaza de abastos? si no es por el ambiente de su alrededor no te imaginas que es un bar de copas.

En su interior, su amplio espacio se divide en diferentes zonas o ambientes. No dejéis de visitarlo, ya sea de día o de noche.

Nosotros disfrutamos de un concierto un lunes a la noche, al lado de una excursión de un instituto de españoles, profesores y alumnos lo estaban pasando booombaa ¡y nosotros también!

Ubicado en Place Saint-Géry nº1, no tiene pérdida.

Por que sale en todas las guías como el local con la más variada carta de cervezas, “Delirium Tremens“. Ineludible.

IMG_5734

Podréis tomar cervezas de diferentes países, sabores, en originales botellas, etc, etc… ¡vamos! un paraiso de luz y color para l@s cervecer@s que por algo son récord Guinness en variedad (más de 2000), y como en la variedad está el gusto… ¡pues eso!, a apuntarlo como visita obligada. Además tienen actuaciones en directo, aunque no a diario.

Aquí pude probar una con el mismo nombre “delirium tremens” de 11 grados. Al principio no lo noté demasiado, pero salí riendo… algo tiene… ja, ja, ja…

Ubicado en Impasse de la Fidélité, como la Janneke. Tampoco tiene pérdida, pero si lo hacéis, mirad alrededor de la calle, un elefante rosa es su logotipo.

Por su peculiar entrada y sorprendente interior “Théâtre de Toone“, un bar que alberga un teatro de marionetas, el más antiguo del mundo.

Data de finales del siglo XVIII, aunque su ubicación no es la misma que la actual. Su origen se debe a que los reyes no les gustaba ser parodiados por los actores por lo cual ordenaron cerrar teatros, así que clandestinamente se sustituyeron actores por marionetas, naciendo así éste.

Antoine fue el primer titiritero, de ahí el nombre de Toone.

A día de hoy se siguen haciendo representaciones, jueves, viernes y sábado (aconsejable reservar).

Su carta de cervezas es también muy variada (Gueuze, Kriek, Kwak, etc…).

Ubicado en la Rue Marché aux Herbes. Otra visita obligada de la que no os arrepentiréis.

Por el sabor de su cerveza de frambuesa… “A la Mort Subite” o “Muerte Súbita”. Otro local histórico tipo bistró rodeado de glamour que recomiendan todas las guías.

Su nombre se debe a un juego de dados llamado 421 al que jugaban un grupo de trabajadores de un banco en su descanso, apurando los últimos minutos, éstos hacían un último juego rápido y al que perdía le llamaban “muerte súbita”. El propietario del establecimiento, al mudarse en 1928 al actual lo bautizó con este nombre.

IMG_5936

Está ubicado en Rue Montagne aux Herbes Potagères, muy próximo a la Grand Place y a las galerías Saint Hubert.

Seguro que hay otros muchos más locales curiosos que descubrir, pero no ha dado tiempo a más… ¡Bonne nuit!

IMG_5455

Anuncios