Salimos temprano de Trogir en autobús hacia Zadar. Allí tomaríamos otro que nos llevaría a la localidad de Korenica,donde haríamos noche para ver al día siguiente los Lagos de Plitvice. Entre la llegada de uno y  la partida del otro había una diferencia de 3 horas que aprovechamos para ver esta localidad, así que dejamos las maletas en consigna y allá fuimos.

Desde la estación a la península turística habrá unos 20 minutos andando. Hay una parada de autobuses urbanos muy cerquita, de hecho un matrimonio mayor de alemanes con el que coincidimos viajando, optó por esperarlo, nosotros somos más de ir a pie.

Zadar es una población relativamente grande, de 85000 habitantes aproximadamente, pero su centro turístico se ubica en una pequeña península fortificada y peatonal que será en la que centraremos nuestra visita.

¿Qué podemos ver en un par de horas? ¿Qué es lo más importe?

  • Símbolo de Zadar, la Iglesia de San Donato: el monumento de estilo prerrománico, con cierto toque bizantino, mejor conservado de Dalmacia, pues data del siglo IX. Hace honor al obispo San Donato que parece ser que fue quien ordenó erigirla y llevó a Zadar las reliquias de Santa Anastasia (patrona de la ciudad), aunque originariamente fue dedicada a la Sagrada Trinidad. De planta redonda y cúpula de 27 metros de altura, la rodea una galería que se extiende alrededor de 3 ábsides al este. Su interior guarda una excelente sonoridad, que es utilizada en ocasiones como escenario de actuaciones musicales.
  • El Foro Romano: Zadar es considerada la “pequeña Roma Croata” por sus restos. El Foro se construyó entre los siglos I a.C y III d.C. Es el más grande de la zona oriental del Adriático y fundado por el primer emperador romano, Augusto. En él se hallan vestigios de los templos dedicados a Minerva, Juno y Júpiter. La iglesia de San Donato fue edificada precisamente con pilares, piedras y restos de esculturas del Foro.
2015-07-12_12-56-44.JPG
vista del foro desde Iglesia de San Donato
  • Catedral de Santa Anastasia: levantada sobre las ruinas de una basílica anterior paleocristiana de tres naves. Es de estilo románico tardío y gótico, construida entre los siglos XII y XIV. Destaca su fachada del siglo XIII con sus dos rosetones y motivos típicamente románicos, el tímpano posterior a ésta, del siglo XIV. Su interior se ornamenta al estilo gótico. Su campanario está separado y podemos subir a la cima para observar las vistas de la ciudad.2015-07-12_13-15-07.jpg
  • Iglesia de San Crisógono: data del siglo XII y formaba parte de un monasterio benedictino que fue destruido en la II Guerra Mundial. En su interior hay, además de frescos bizantinos en sus muros, un altar barroco del siglo XVII de mármol blanco con estatuas de los cuatro patrones o santos protectores de la ciudad: Santa Anastasia, San Simeón, San Zoilo y por su puesto, San Crisógono.-iglesia-crkva-sveti-kresvan-iglesia-_10349_10349
  • Iglesia de Nuestra Señora de la Salud: se trata de una pequeña iglesia  de los siglos XVI y XVII construida en el sitio de dos iglesias mucho más antiguas. Se encuentra en el tranquilo barrio de Kampo Kaštelo.2015-07-12_13-18-59.jpg
  • Plaza de la Liberación y su columna romana en medio, tras ella se encuentra la Iglesia de San Simeón y muy cerca también la Plaza de los 5 pozos, que suministran agua a la ciudad, junto a la Torre Medieval Bablja Kula. También existe la Plaza de los 3 pozos en otra punta de la ciudad.
  • Iglesia de Santa María: construida a principios del siglo XI siendo alterada su estructura en distintos momentos y conservando actualmente su fachada renacentista. Su interior consta de 3 naves. Junto a ella, se sitúa la Torre del Campanario o Torre Koleman, erigida poco antes que la iglesia haciendo honor al Rey húngaro de Croacia. El monasterio adyacente alberga el Museo de Arte Sacro.2015-07-12_12-51-24.jpg
  • Kalelarga: la estrecha avenida principal de la zona histórica de la ciudad, llena de tiendas, bares, restaurantes por la que circulan locales y turistas…2015-07-12_13-19-25.jpg
  • Iglesia Ortodoxa de San Elías: desde la Kalelarga podemos observar su campanario.2015-07-12_13-16-28.jpg
  • Puertas y Muralla: la ciudad amurallada de “Zara” (ladera en latín) de origen romano y posteriormente modificada y ampliada por los venecianos, tenía una serie de puertas de acceso, que hoy en día aún podemos admirar. La más famosa y representativa es la de Terraferma (tierra firme) o Puerta de Zadar datada de 1543, cuyo León de San Marcos simboliza la dominación veneciana de la ciudad, también podemos observar en su relieve a San Crisógono a caballo, protector de la ciudad. Otras son la Puerta del Mar de 1573, Puerta San Roque, Puerta del Puente..
  • Plaza Narodni Trg: o Plaza del Pueblo o de la Guardia. Se trata de la plaza principal y corazón de la ciudad medieval. En ella se ubica la oficina de turismo, el Ayuntamiento o Palacio Ghirardini de segunda mitad del siglo XV, la Logia Municipal (sede de exposiciones temporales), además del Palacio de la Guardia, que alberga hoy el Museo Etnográfico, datado de 1562 de estilo renacentista tardío, con su rosada Torre del Reloj de construcción posterior, en el siglo XVIII.2015-07-12_13-51-06.jpg.jpg
  • Paseo Marítimo o Riva Nuova: un parque separado del resto de la ciudad por una pasarela en forma de curva, desde el que podremos divisar una bella panorámica del archipiélago de más de 300 islas que tenemos enfrente. Una escultura del estudioso de los moluscos, Spiridon Brusina, se ubica en este entorno, considerado por Hitchcock  el lugar desde el cual se podía contemplar la más hermosa puesta de sol…, pero lo que realmente caracteriza y hace de éste una verdadera atracción turística son los dos siguientes, símbolos del Zadar actual. El creador de ambas obras es el arquitecto Nikola Bašic .
  • Saludo al Sol: en la ribera de la ciudad se encuentra un círculo de 22 metros de diámetro compuesto de 300 placas de vidrio de distintas capas montadas al mismo nivel del adoquinado, que acumula la energía solar durante el día. Al caer el sol comienza el espectáculo de iluminando el suelo y creando un juego de luces de distintas secuencias en consonancia con el ritmo de las olas y de la música del órgano de mar.
  • Órgano de Mar: se trata de una instalación sonora compuesta por unas escaleras de blanca piedra de la isla de Brac, que bajan hacia el mar. La escalinata dispone de una serie de tubos y el choque de las olas del mar contra ésta, hace que las corrientes de agua penetren y salgan por este sistema de perforaciones emitiendo dulces sonidos musicales: un coro humano, un barco que llega, campanas, un órgano de iglesia…, nunca es igual.

Ambas atracciones fueron inauguradas en el año 2005, y al año siguiente el Órgano de Mar ya fue galardonado con el Premio Europeo para Espacios Públicos Urbanos.

Mi consejo es visitar Zadar al atardecer, pues me ha pesado el no poder disfrutar de una de las puestas de sol más bellas del mundo acompañada por la dulce melodía del mar y las luces de colores que se mueven a su compás, a la vez, por qué no, que me sumerjo en las azules y claras aguas del Adriático. Algo posiblemente único en el mundo…

En esta pequeña península el paso del tiempo ha dejado una huella que aún perdura y está presente: restos romanos, arte bizantino, estilo románico, gótico, barroco, ornamentos y elementos que recuerdan la dominación veneciana, etc…, que perfectamente se conjugan con la arquitectura más innovadora como el “Órgano de Mar” y “Saludo al Sol”. Esto hace de Zadar una ciudad peculiar y distinta al resto de la ribera dálmata.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios