IMG_8720

A la hora de elegir un museo para visitar en Amsterdam, lo tuvimos claro: el Rijksmuseum. Así que, para evitarnos colas, desde casa compramos online las entradas a través de su página web aquí. Salen al mismo precio que en taquilla 17,50 euros cada uno.

En su interior, el museo ofrece a sus visitantes un espectáculo. Un recorrido por la historia donde cobra especial protagonismo el arte, y cuya belleza cautiva y captura el tiempo. Así define el diseñador holandés Maarten Baas la esencia del Rijksmuseum mediante la obra “Grandfather Clock”, de ahí que la palabra “tiempo” sea clave.

Esta obra está situada en la planta baja del edificio y muestra el paso del tiempo mediante este gran reloj, que va dibujando la hora cada 5 minutos. Muchos nos quedamos parados frente a él para contemplar si es un vídeo, o si hay alguien dentro que va borrando y dibujando la siguiente.

20160329_112638
Grandfather Clock

¿Cuánto tiempo necesitamos para ver el Rijksmuseum? Olvídate de las prisas, bien podrá llevarte una mañana, o si bien quieres, un día entero o más…

Para emborracharnos de arte, el edificio está dispuesto en planta baja y otras 3 plantas más, y no exagero si digo que la visita “rápida” de cada una puede llevarnos hora y media, excepto la última que es más pequeña que las anteriores.

Una recomendación antes de iniciar la visita: tenemos a nuestra disposición una guía en la app del Rijksmuseum para dispositivos con sistema android y Mac OS (teléfonos móviles, tablets…), con audios e indicaciones que nos harán más disfrutar de nuestro recorrido por el museo. A la par que podemos hacer alguna que otra fotito, pues no dejan llevar cámara de fotos, pero de otros “aparatos” no dicen nada (disculpad pues por la calidad de las imágenes).

rijksmuseum

Iniciamos el recorrido por la planta baja, donde se encuentra la tienda, cafetería, guardarropa y demás…

IMG_8712.JPG

0 Rijsmuseum

Como podemos ver, a la izquierda se encuentran las colecciones especiales y a la derecha, un recorrido por el arte desde 1100 a 1600.

Ejemplo del arte de los siglos XII al XVII tenemos obras del renacimiento italiano, de Beuckelaer, y otros. Como podemos observar, el arte de está época se caracteriza por los motivos religiosos.

En el ala izquierda, y como ejemplo de colecciones especiales, nos podemos encontrar con salas dedicadas a modelos de barcos, armas, porcelana, música, cerámica, etc…

En la planta 1ª se encuentra una representación del arte de los siglos XVIII y XIX. Concretamente en el lado izquierdo se muestra la exposición de entre los años 1700 y 1800: colección de muebles de la época, porcelana de Meisser (la primera fábrica de porcelana de Europa), pintura holandesa etc…

1 Rijksmuseum

A la derecha se disponen 7 salas dedicadas al siglo XIX (de 1800 a 1900) en cuyo interior se exponen, entre otras, autorretratos de Goya y Van Gogh, así obras de Breitner, Gabriël… Destaca “La Batalla de Waterloo“, una obra de Jan Willen Pieneman, datada de 1824, realizada en óleo y de 567 cm por 823 cm.

Desde aquí podremos asomarnos a la biblioteca, que de seguro os dejará con la boca abierta…

Chss, Chss ¡silencio! Tendremos que asomar la nariz sigilosamente, y por supuesto de hacer fotos, nada de nada, pero…

En la planta 2ª se profundiza en el siglo XVII, así el lado izquierdo muestra el arte entre 1600 y 1650, y el lado derecho le sigue desde 1650 a 1700. En el medio se encuentra la Galería de Esculturas, la famosa “Ronda de Noche” de Rembrandt, la Galería de Honor con obras también de éste, Vermeer, Hals, Steen…, y por último el Gran Hall.

2 Rijksmuseum

En la Galería de Honor nos podemos encontrar obras como éstas:

El Rijksmuseum ofrece regularmente un espacio para artistas contemporáneos. De este modo encontramos la obra “Objeto interno en tres partes“, del británico de origen hindú, Anish Kapoor. Sorprende sin duda alguna ver semejante pieza que semeja haber salido de una carnicería… Y los tiros van por ahí, sí sí. El artista se ha inspirado en la leyenda griega del sátiro Marsías, quien desafío en duelo musical al mismísimo Dios de la música, Apolo. Evidentemente perdió Marsías, y Apolo le ató a un árbol y lo despellejó vivo. Por cierto, si os acercáis, podéis quedar tranquilos, pues está hecho de silicona.

Y hablando de sátiros, también encontramos la obra “El Sátiro y la Ninfa” de Gerard Van Honthorst. El sátiro acaricia la cara de la ninfa, que responde con una actitud un tanto descarada para la época (siglo XVII).

IMG_20160329_134605
El Sátiro y la Ninfa de Van Honthorst

Por supuesto, la famosa Lechera de Vermeer. Obra en la que destaca la capacidad de su autor para plasmar la luminosidad através de la conjugación de una gran gama de colores en la superficie de los objetos. De este modo, refleja el dinámico fluir del vertido de la leche en contraste con el resto de objetos que permanecen estáticos.

20160329_134143
La Lechera de Vermeer

Lección de Baile” o “Los niños enseñan a un gato a bailar” de Jan Havicksz Steen.

IMG_20160329_134427

Naturaleza muerta con copa dorada” de Willem Heda es una pieza al óleo de enorme belleza. Las obras de este autor, casi siempre bodegones, se caracterizan por la monocromía en tonos sobrios: gris, amarillo dorado, verde, castaño, blanco plateado. Impresiona la capacidad de pintar tan amplio rango de tonalidades grisáceas.

20160329_133709

Una obra que me llamó poderosamente la atención es ésta: “Fishing for souls” de Adriaen Pietersz van de Venne, que vendría a ser algo así como “pescando almas”. En él se hace una comparativa entre católicos y protestantes, poniendo a esta última como la mejor opción frente a la anterior. En la parte izquierda están los protestantes del norte de Holanda, mientras que en la derecha se situan los católicos del sur. En el río que divide ambas partes, unos botes van pescando las almas. Los que son capturados por los protestantes tendrán mejor vida que los capturados por los católicos, hacia su lado izquierdo los árboles están floridos y brilla el sol. En el lado opuesto, hacia la derecha, los católicos llegan a una orilla oscura y sin vida. La obra hace referencia a un salmo: los “rectos” florecerán como fruto en el árbol, cuyas hojas nunca caducarán.

IMG_20160329_140139

Y por último, la 3ª planta alberga la colección más pequeña y moderna, pues representa el arte desde 1900 a 2000, distribuido en dos alas como las anteriores: en el lado derecho de 1900 a 1950, y en el izquierdo desde 1950 a 2000.

3 Rijksmuseum

Para muestra obras tan peculiares como una camisa que formó parte de un uniforme de un campo de concentración, original mobiliario de diseño y otras que no hace falta explicar…Sí,sí la imagen de la derecha es lo que os imagináis…

Esto ha sido todo, que se dice pronto, pero la visita ha durado toda una mañana… ¡A comer!

Anuncios