Hoy comienza la aventura, comenzaremos a recorrer el país en coche, pero primero tenemos que ir a buscarlo al aeropuerto, y para ello William y Demy nos esperan a las 8:15h, con una puntualidad que no caracteriza a los cubanos. Nosotros les hicimos esperar media hora…. (a ver, todo el mundo nos dijo que en Cuba la vida había que tomársela con calma ¿no?) William y Demy son un matrimonio amigo de Marcia, nuestra anfitriona en La Habana, que se dedican a hacer como de “taxistas” en un peculiar vehículo, un híbrido entre los antiguos Seat Ibiza y Wolkswagen Golf. Durante el trayecto tuvimos una conversación muy amena: llevábamos 2 días en Cuba y aún no sabíamos cómo funcionaban las cosas, porque a Emilio se le ocurrió preguntarles que cómo es que no se aprovechaba la energía del sol con paneles solares…, a lo que William respondió: “amigo, aquí el agua caliente no é una prioridá, eso é demasiada invelsión, aquí no la consideramos nesesaria”. También nos dio unos consejos para conducir por el país.

Al llegar, muy amablemente nos acompañaron al puesto de Cubacar, pero no era allá así que ya se encargaba la empresa de “mover a la señora”, así mismo dijeron para trasladarnos de esa terminal a la oficina de otra, donde sí tenían nuestro coche, así que les pagamos (25CUCs)  y nos despedimos de ellos.

De nuevo les hicimos esperar a los cubanos, pues ya tenían el coche listo pero nosotros aún tuvimos que ir a cambiar dinero, se nos olvidó el dinero, volvimos, esta vez ya con el dinero en mano, se nos olvida el pasaporte…. ¡un rollo! Por fin, pagamos el depósito y demás, y nos entregan un flamante Geely Emgrand blanco por el precio del Ck que teníamos reservado, pues era lo que tenían en ese momento. Ya son cerca de las 11:00h, y aún tenemos mucho camino por delante.

(A) La Habana

(B) Complejo Turístico Boca de Guamá: Laguna del Tesoro, Aldea Taína, Criadero Cocodrilos.

(C) Playa Larga

(D) Cueva de los Peces

(E) Playa Girón

Hoy visitaremos Ciénaga de Zapata, un humedal de más de 4300 km2 de extensión que se sitúa en la península que lleva el mismo nombre. La Ciénaga, en su mayor parte, está incluida en el Parque Natural de Montemar, y que a su vez también alberga el Santuario de Vida Silvestre Las Salinas, ambos reservas naturales protegidas.

La entrada a la Reserva de la Biosfera Ciénaga de Zapata, está 2kms al oeste de Playa Larga y a 32km al sur del central de Australia. Allí hay un Centro Ecológico dedicado a la atención de visitantes, en horario de mañana, ubicado a 5 kms al sur de Boca de Guamá. El Parque Nacional Ciénaga de Zapata constituye un ecosistema que incluye vegetación de pantano, manglares y bosques pantanosos. Alberga 900 especies de flora, 171 especies de aves (tocororos, flamencos, colibrí abeja, gallinuela de Santo Tomás…), 31 de reptiles y 12 de mamíferos como la jutía pigmea y el manatí (vaca marina). También podremos encontrar majuaríes (pez lagarto), así como cocodrilos y caimanes.

_mapa_zapata350
Foto sacada de http://www.particuba.net

Para salir del anillo que bordea La Habana nos guió una familia que también iba a tomar la autopista 1 que cruza todo el país. Tomaríamos dirección Jagüey Grande y allá tomaríamos dirección Australia por la carretera 116 hacia Playa Larga. La primera parada sería el Complejo Turístico de Boca de Guamá, a 18km de Jagüey Grande. El viaje fue tranquilo, tanto que nos preguntábamos si sería porque era la mañana de un domingo. La autopista tenía el mismo tránsito que las de Corea del Norte…

dsc00619

El recorrido nos llevó 2 horas aproximadamente. Antes de llegar, un guardia que estaba en una garita nos pidió los papeles del coche, fue el único que nos paró en los 11 días. A mano derecha, un poquito antes de llegar al Complejo Turístico, hay un restaurante, y al bajar para comprar una botella de agua, un hombre quiso convencernos de que nos quedáramos allí a comer carne de cocodrilo: que si estaba mejor que la del otro sitio, que ellos también tienen criadero y son mejores que los del complejo etc… Me bajé del coche a comprar el agua y allí no vi a nadie comiendo, quise ir al baño y no pude de lo sucios que estaban, así que nos largamos.

Unos metros más adelante está el Complejo Turístico de Guamá, donde aparcamos (1 CUC por el “parqueo”), aquí está el criadero de cocodrilos, restaurantes, tienda de recuerdos, taller de cerámica y el embarcadero para tomar las lanchas que atraviesan la Laguna del Tesoro hasta llegar a la Aldea Taína.

Como ya eran cerca de las 13:00h decidimos comer en el Complejo, y por supuesto probar la carne de cocodrilo. Nos gustó, es una carne blanda, excepto cuando te toca alguna correa. El menú estaba a 15 CUCs sin bebida, compuesto de sopa, carne de cocodrilo con verduritas, y postre. No recordamos si entraba el café o no, porque no lo tomamos ya que la lancha salía a las 15:00h y teníamos algo de prisa.

dsc00620

En cuanto al horario de las lanchas para ir a la Aldea Taína puedo decir que viene siendo de 9:00h a 16:00h aproximadamente… No hay un cartel de horarios. Si lo preguntas te dicen que empiezan a las 9:00h y luego, depende de la gente que tengan, pueden estar hasta las 17:00h o no… En el criadero de cocodrilos que está al lado, nos dijeron que las lanchas funcionan de 9:00h a 15:00h, osea, que mejor que la visita se haga de mañana, porque a partir de las 15:00h puede ser que la hagas si hay un grupo grande, pero si sólo estáis dos o tres, no mueven la lancha… El precio del recorrido por la Laguna del Tesoro y la visita a la Aldea Taína son 12 CUCs al turista, al cubano bastante menos, y su duración viene siendo de una hora contando el tiempo de ida y vuelta. Algo muy importante antes de hacer el recorrido: untarse bien con repelente de mosquitos, si no quieres que te ataquen ferozmente y sin piedad.

dsc00625

La Laguna del Tesoro es un lago natural de 9 Km2 rodeado de manglares y  vegetación virgen donde abunda la trucha. Al atravesarla, te dejan en una pequeña isla donde está el pueblo réplica al que llaman Aldea Taína, donde podemos ver las chozas y numerosas esculturas de los aborígenes (taínos) realizando tareas cotidianas. Podrás pasear por ella durante unos 40 minutos antes de volver a la lancha. Hay bar y tienda de recuerdos. Un puente la une con el Hotel Guamá, un centro turístico compuesto por casi 50 cabañitas o bohíos construidas sobre pilotes dentro de la Laguna. Un alojamiento muy original para el turismo contemplativo, de naturaleza y pesca deportiva.

dsc00653

Ya de vuelta visitamos el criadero de cocodrilos (5 CUCs), y como no, nos hicimos una foto con “Juanito” un pequeño cuya función en la vida, de momento, es la de servir de modelo a los turistas que quieren fotografiarse con él…

Sus hermanos mayores están en un recinto mucho mayor, con la boca abierta como si estuvieran esperando para recibir la primera comunión…

dsc00681

Más tarde nos explicaron que cuando el cocodrilo posa con la boca abierta no es porque tenga hambre, en realidad está haciendo una función de termorregulación corporal. Ellos no tienen poros en su piel, por lo que no pueden sudar, de esta forma consiguen regular su “termostato”. Decía el hombre que sólo comen una vez cada semana, pues es el tiempo que tardan en hacer la digestión. Y el fulano remata diciendo: “a mí no me gutaría sel cocodrilo, polque me guta mucho comel”.

Volvimos iniciar rumbo hacia la Bahía de Cochinos, que sacado de Playa Larga, el resto es roca, casi no hay arena en la orilla. Debe su nombre a los cerdos salvajes o cochinos cimarrones que constituyeron la dieta principal de los aborígenes de la zona.

En la carretera se te atravesarán varios cangrejos, es muy desagradable cuando no puedes evitar aplastarlos…

dsc00691

De Playa Larga pasamos de largo, y casi 30kms más adelante, a mano izquierda, nos bañamos en la Cueva de los Peces, un fabuloso lugar para hacer snorkel. Los lugareños se quejan de que el agua está fría…, para nada…

dsc00697
Cueva de los Peces

Y después de este chapuzón, llegamos a Playa Girón. Aquí se hace referencia al lugar donde se derrotó la invasión de 1300 soldados entrenados por la CIA para derrumbar el gobierno de Fidel Castro.

dsc00703

Bueno no, a Playa Girón pueblo, para dejar el equipaje en casa “Ivette y Ronel” que teníamos reservada y a la que habíamos llamado previamente desde Guamá para confirmar la llegada (habíamos contactado con la madre de Ivette que vivía en La Habana). Éstos no se molestaron en darnos excusas, simplemente nos dijeron que allí no era y que en casa Ana y Carlos nos estaban esperando. Bueno, pues vale. Allá nos fuimos y Ana nos recomendó Playa Coco para bañarnos: “Playa Girón no le guta a lo turita polque hay un muro”, así que allá nos fuimos.

Playa Coco estaba repleta de cubanos. Nos llamó la atención cómo se bañaban vestidos y cómo bebían cerveza y ron dentro del agua, así como sus peculiares transportes para llegar a ella.

dsc00709

Mientras Emilio se bañaba, me ocurrió una anécdota muy graciosa con dos cubanitos:

Uno le dice a otro, refiriéndose a mí: “dile, dile güa chin naaá”

Yo: ¡¡ja,ja, ja!! Oye, que yo hablo español y os entiendo perfectamente.

Todos: ¡¡ja,ja,ja!!

¡Qué risas! Días después se nos ocurrió pensar que “güa chin naaá” podría ser “What’s your name?”, cualquiera sabe… Los cubanos nos dicen “yumas” a todos los extranjeros. La palabra “yuma” viene de cuando los americanos llegaban a la isla y les decían “you are my friend”. Ellos acabaron diciendo “yu ma fren”, de ahí que les llamaran “yuma” y por extensión nos lo fueron aplicando a todos, vengamos de donde vengamos y/o hablemos inglés o no.

Después del baño en Playa Coco volvimos a la casa Ana y Carlos. No sé cómo sería la de Ivette y Ronel pero ésta no tiene duda ninguna. Limpia,confortable y buena atención por parte de los dueños.

dsc00712

Encargamos la cena en su restaurante y nos la prepararon mientras nos duchamos. Creo que fue una de las mejores cenas que disfrutamos en Cuba, una suculenta langosta por 7 CUCs. Muy rico todo.

En el porche de la casa, y mientras nos tomábamos un cóctel especialidad de la casa “Especial Girón”, conversamos con la pareja del hijo de los propietarios, una cubana ex de un gallego, que lleva 20 años viviendo en Logroño. Nos recomendó “Caleta Buena” un restaurante “todo incluido” en el que pagas 15 CUCs y puedes comer y beber lo que quieras mientras te bañas en un preciosa piscina natural, sitio tranquilo para pasar el día. Cuando íbamos a hablar sobre ” El Régimen” su oportuna niña de 4 años la reclamó, y se marchó con ella a la habitación con la intención de volver, pero esto no pasó.

Dos alemanes, que llevaban cubaneando en unas mecedoras en el porche de la casa desde antes de que fuesemos a Playa Coco, seguían en la misma posición. Uno de ellos se dirigió a nosotros, llevaba unas cervezas de más y le brillaban los ojillos, tenía gana de charla. Su compañero enseguida se marchó a dormir y nos quedamos hablando con él largo y tendido. Era profesor y comentaba que él podía trabajar 4 años percibiendo el 75% de su salario y cotización y así disfrutar de un año de excedencia remunerada que dedicaba a viajar. Nos recomendó que fuésemos a Playa Girón, pues nunca había visto cosa tal, un muro delante de la playa. Por supuesto es lo primero que hicimos al día siguiente.

dsc00715
Playa Girón

Es peculiar cuanto menos que te planten un muro frente a la playa y se queden tan anchos. El muro en cuestión parece que es un rompeolas que tiene como función proteger la playa de huracanes y otros fenómenos.

Antes de llegar a ésta, se encuentra el Museo Girón, dedicado como no, a la batalla que se libró frente a las fuerzas norteamericanas que invadieron al país en abril de 1961 con la intención fallida de derrotar al gobierno de Fidel.

Nos espera Cienfuegos, así que tomamos camino.

Anuncios