Poco más de una hora de camino en coche separa Playa Girón  de Cienfuegos, a cuya visita dedicaremos casi todo un día. Nos alojamos en “Casa Martha Peña”, que habíamos reservado a través de www.casahostalcuba.com, una casa colonial decorada con mucho gusto y cuya anfitriona resultó ser una persona de lo más agradable, culta y educada. Nos instaló en la habitación del fondo, la cual tiene acceso directo a un patio para uso y disfrute de los huéspedes, con hamaca y todo… (para cantar el patio de mi casa es particular…,ja,ja,ja). Muy recomendable, os va a encantar. Está ubicada en una zona céntrica, cerca del Paseo de Prado, y si bien no tiene sitio propio para aparcar el coche, no tuvimos ningún problema por dejarlo enfrente a la casa. Por cierto, el desayuno impresionante.

dsc00736

La ciudad se sitúa en la península de Majagua, a la orilla de la bahía de Jagua y debe su origen al interés del imperio español por desarrollar nuevas ciudades en la isla. Ésta fue fundada por colonos franceses a principios del siglo XIX llamándola Villa Fernandina de Majagua, en alusión al Rey Fernando VII. Años más tarde sería renombrada ya como “Cienfuegos” en honor al Capitán José Cienfuegos Jovellanos, no a Camilo Cienfuegos, como pueden pensar algunos…

Es conocida como “La perla del Sur” y quizá, a nuestro juicio, le viene algo grande este sobrenombre porque al estar enclavada en una bahía, esperábamos que fuese un lugar más idílico, en el que no imaginaba chimeneas y humos de una urbe industrializada. Más al caso le viene el apelativo “Ciudad de las Cúpulas” por constituir un conjunto arquitectónico, neoclásico en un principio, que irá evolucionando hacia formas más eclécticas sin perder la armonía.

Dentro del centro del casco histórico, declarado Patrimonio Cultural de La Humanidad desde 2005, un bulevar peatonal de San Fernando  da paso a la antigua Plaza de Armas, ahora llamada Parque José Martí, en cuyo centro se erige la estatua del independentista.

dsc00754

dsc00759
Parque de José Martí

Alrededor se encuentran los edificios más emblemáticos y mejor conservados de la ciudad como son la Catedral de la Purísima Concepción, de estilo neoclásico, datada de 1869 y cuyos campanarios son asimétricos.

dsc00753
Catedral de la Purísima Concepción

El Palacio de Gobierno, antiguo ayuntamiento, es hoy sede de la Asamblea del Poder Popular. Edificio también de estilo ecléctico, fue testigo del levantamiento del pueblo el 5 de septiembre de 1957 contra el gobierno de Fulgencio Batista. Es considerado Monumento Nacional desde 1995.

dsc00757
Palacio de Gobierno

El Teatro Tomás Terry, edificio ecléctico de la segunda mitad del siglo XIX, y que lleva el nombre del comerciante más acaudalado de la isla por aquel entonces, que hizo posible su construcción.

dsc00755
Teatro Tomás Terry

Y el Arco de Triunfo o de los obreros datado de 1902 y al fondo, en la esquina, el Palacio Ferrer, construcción ecléctica de principios del XIX, propiedad y vivienda de una familia burguesa catalana, hoy convertido en la Casa de la Cultura “Benjamín Duarte”

dsc00760
Arco de Triunfo, al fondo y de azul, el Palacio Ferrer

Muy próximo se encuentra el edificio de la Aduana, y frente a éste se sitúan las barcas que atraviesan la bahía para llegar al Castillo de la Jagua, situado justo en el estrecho que desemboca en Caribe.

dsc00767
Aduana

dsc00764

Como casi todo el país, la decadencia está presente en sus calles y edificaciones.

dsc00762
dsc00763

El Paseo de Prado, atraviesa la ciudad y llega hasta Punta Gorda, pasando por El Malecón.

Punta Gorda es el saliente en forma de dedo índice que se mete en la bahía y en cuya punta se encuentra este cenador. En esta zona es frecuente ver a los locales dándose un chapuzón.

dsc00781
Cenador

¿Qué ver en Punta Gorda?

El Palacio del Valle, que para mí es la gran joya de todo Cienfuegos. Antigua residencia del adinerado comerciante Acislo del Valle, que mandó construir a principios del siglo XX. Éste quiso para sí un edificio singular que combina arte morisco con influencias góticas, románicas, barrocas y mudéjares. Actualmente es sede de eventos culturales, además de servir de museo, lujoso restaurante en la planta y bar en su cima en el que poder disfrutar de unas estupendas vistas a la bahía.

dsc00774
Palacio del Valle

El Club Náutico o también llamado anteriormente “Yacht Club”. Otra muestra de la arquitectura ecléctica de principios del siglo XIX, se trata de un hermoso palacio de recreo concebido como sociedad deportiva náutica.

dsc00785

Y a su lado el Hotel “Palacio Azul” de las mismas fechas que el anterior. Construido por el arquitecto italiano Alfredo Fontana, el edificio sirvió de vivienda burguesa hasta que en 2004 se convirtió en hotel.

dsc00782

¿Qué no ver en Punta Gorda?, pues la Lagunita del Cura. Una pequeña laguna que en el mapa me llamó la atención, pero que al acercamos a ella pudimos comprobar que sólo sirve como lugar de “parqueo” de lanchitas. Ni nos bajamos del coche.

El resto de la tarde la pasamos en la Playa Rancho Luna, a 18 km de la ciudad.

the-beach
Playa Rancho Luna

¿Y para comer?

Al mediodía elegimos el restaurante “El Ocaso”, que lo mejor que tiene son las vistas al Malecón, porque la comida y la atención…, tirando a mal. Estábamos solos (donde comen cien, come tú también), no tenían muchos platos que figuraban en la carta, por no tener, no tenían ni cerveza, así que ya nos veis comiendo pescado con zumo de guayaba…

dsc00772

Para cenar fuimos a la Pizzería Dinos, en el casco histórico, pues casi no encontramos otra cosa abierta. Los cubanos se quejan de que los españoles cenamos tarde, ellos lo hacen de 18:00h a 21:00h. Fue un acierto, muy abundante y barato.

Otros puntos de interés a las afueras, por la carretera de Camanayagüa, son el Jardín Botánico y el Nicho, éste último será nuestra siguiente visita.

Anuncios