Ayer nos costó conciliar el sueño ya que estábamos tan cansados que no encontrábamos acomodo…, a veces pasa. El primer día en Viena había sido duro, teniendo en cuenta que habíamos pasado la noche anterior viajando en autobús desde Zürich… Tras desayunar, y viendo que el día auguraba lluvia, nos dirigimos a Michaelerplatz, pleno corazón de Viena, decidimos visitar el Palacio Hofburg.

El palacio imperial Hofburg es un imprescindible de Viena, por servir de residencia de la realeza austriaca, fundamentalmente de la dinastía de los Habsburgo (por más de 600 años).

Hofburg
Palacio Imperial de Hofburg

Nosotros optamos por comprar “in situ” el “Sisi Ticket” (entrada combinada para el Hofburg, Schönbrunn y museo de mobiliario), pero para visitar el palacio hay varias opciones (entradas combinadas) así que aquí enlazo la información sobre precios, entradas, horarios y demás, en la web del Palacio Hofburg  así como para comprar los tickets online.

Con la audioguía en mano, nos adentramos en las salas de la Platería de la Corte.

plano platería Hofburg
Plano de Platería de la Corte (Hofburg)

La visita comienza con la colección de utensilios de cocina y pastelería, principalmente de estaño y cobre. La limpieza de éstos era sumamente importante, para lo que disponían de “frotadores de ollas”, ya que los restos de comida en estos materiales podían convertirse en veneno mortal…

repostería Hofburg
Utensilios de repostería de la corte

La excentricidades de la realeza se manifiestan también en los servicios de mesa, cuberterías, mantelerías etc…

Una parte de la sala está dedicada al “Grand Vermeil”: un servicio de oro vermeil y plata  para banquetes ceremoniales y públicos, unas 4500 piezas, ahí es nada…

Otra sala está presidida por el centro de mesa milanés de bronce dorado.

centro mesa milanés Hofburg

Centro mesa milanés Hofburg
Centro de mesa milanés (Hofburg)

También destaca el servicio de postre de la manufactura Minton, considerado una de las piezas más exquisitas de la exposición. Éste recibió un galardón por el jurado de la Exposición Universal de Londres de 1851. La reina Victoria adquirió la vajilla y decidió regalársela al emperador Francisco José I.

manufactura Minton
Servicio de café de la manufactura Minton

Aquí os dejo aquellos utensilios que me llamaron la atención:

Prensas de carne para preparar el plato francés “canard au sang”. La Emperatriz Elisabeth (Sisi), tan preocupada por su físico, utilizaba éstos artilugios para exprimir la carne de ternera, pues creía que beber su jugo la ayudaría a manterse delgada, incluso utilizaba este zumo para sus mascarillas faciales…

exprimidores carne Hofburg
Exprimidores de jugo de carne

Cada jueves santo los monarcas realizaban la ceremonia del lavatorio de pies a 12 pobres (en memonia del episodio de lavado de pies de Jesucristo a los 12 apóstoles, en prueba de humilidad). Para este acto se utilizaban estos cacharros, pero no llevarse a engaño, que los reyes lavan sobre limpio. Previamente los 12 pobres eran lavados y desinfectados por el personal de servicio. Tras el ritual, los reyes les hacían entrega de unas vasijas con una limosna. Una vez al año, no hace daño…

vasijas lavapies a pobres
Vasijas para el lavado de pies a los pobres

En el piso de arriba  se encuentran los Apartamentos Imperiales: Museo Sisi y apartamentos de ésta, su marido el Emperador Francisco José y el apartamento de Alejandro I. Aquí está prohibido hacer fotos, pero aún así, hemos hecho algún robado…

Viena no se entiende sin Sisi, ni Sisi sin Viena. Sin duda es el personaje histórico más relevante de la ciudad. Por su belleza, su personalidad, sus excentricidades… La emperatriz Elisabeth I no pasaba desapercibida, aunque su pretensión fuese precisamente la contraria, vivir alejada de la vida pública.

Sisi, como así la apodaban (diminutivo de Elisabeth), nació en Münich. Su madre, hermana de la madre del Emperador Francisco José, la llevó junto con su hermana mayor, Nené, al 23 cumpleaños de éste. Así lo habían pactado ambas progenitoras para que Francisco y Nené se conocieran, peeeroooo, éste se fijó precisamente en la joven Sisi de 16 años, con la que contrajo matrimonio posteriormente.

Vestido de Sisi
Vestido de Sisi que lució antes de su boda

Sisi se siente como un cuco en nido ajeno, en todo momento controlada por su suegra y tía a la vez y con muchas dificultades para adaptarse a la vida de la corte… Rebelde, culta, amante de los animales, excéntrica, espontánea…

El matrimonio tuvo 4 hijos, de los cuales dos fallecieron: Sofía Federica, la primogénita, de tifus con 2 años de edad, y Rodolfo, el único varón y futuro heredero, que se suicidó con 31 años. Ambos hechos marcaron la vida de la Emperatriz, en el primer caso, ésta quedaría relegada del cuidado de sus hijos, pasando a ser su suegra la que tomase las riendas en la crianza de los mismos. En el caso del suicidio de Rodolfo, Sisi, se sumió en una profunda depresión, adoptó el negro como vestimenta, se negó a ser retratada y, aunque siempre fue amante de los viajes, en esta etapa viajó más que nunca, como forma de tomar distancia con su marido y con la corte vienesa. Finalmente falleció asesinada en Ginebra por un anarquista italiano a los 61 años de edad.

Comedor Hofburg
Comedor Palacio Hofburg

En los apartamentos imperiales podemos comprobar como cada cónyuge tenía sus propios aposentos. En el caso de la Emperatriz, tan preocupada por mantenerse delgada, podemos ver cómo tenía una suerte de gimnasio en su habitación para hacer sus ejercicios… Así conseguía ella su esbelta figura con 50 cms de cintura, además de alimentarse a base de jugos de carne. Lo del pelo también traía lo suyo… Lavar su larga melena y peinarla podía llevar toda una jornada…

Mientras, su marido, incansable trabajador, se pasaba, desde que salía el sol hasta que se ponía, despachando asuntos en su despacho-dormitorio, llegando a comer en el mismo mientras trabajaba…

Dormitorio Francisco José Hofburg
Dormitorio Francisco José en el Palacio Hofburg

Tras la visita al Hofburg, visitaremos otro símbolo de Viena, la Ópera. ¿Quién no ha oído hablar de la Ópera de Viena?

Edificio ópera viena
Ópera de Viena

Las visitas guiadas, en los distintos idiomas, tienen lugar entre las 13.00h y 15:00h por un precio de 7.50 euros, web información visitas guiadas Es necesario estar 15 minutos antes del comienzo de la misma y no hay aforo limitado.

escaleras ópera Viena
Interior Ópera Viena

El edificio neorrenacentista fue levantado en tan sólo 8 años, de 1861 a 1869. En su momento su estilo arquitectónico fue criticado y sus dos arquitectos no llegaron a ver la inauguración de su obra: August Sicard von Sicardsburg, falleció de un ataque al corazón, se cree que provocado por el estrés que le generaban las continuas reprobaciones; El otro, Eduard van der Nüll, se suicidó también por el mismo motivo.

La cabeza de ambos puede verse en el frontal según subimos las primeras escaleras. Arriba de cada uno de ellos, hay dos cuadros en los que se señala los dos únicos géneros que se representan en la Ópera Estatal de Viena: Ópera y Ballet. No hay operetas, zarzuelas ni otros…

Ópera viena
Ópera

Ballet Ópera Viena

Veremos la sala dedicada a la realeza, diseñada para que el emperador contemplase desde ella los espectáculos.

Sala Emperador Ópera
Sala del Emperador Ópera de Viena

También pasaremos por la sala de los compositores, así llamada porque en ella están expuestos bustos de aquellos más famosos.

Decir que estas salas pueden ser alquiladas al público por unos 400-500 euros una media hora, generalmente para ceremonias tales como bodas.

Sala ópera viena.JPG
Sala de la Ópera de Viena

Cada jueves anterior al Carnaval, tiene lugar el famoso “Baile de la Ópera” en el que alrededor de 400 jóvenes, unas 180 parejas, participan en la llamada “puesta de largo” o “presentación en sociedad”. La inscripcción de éstos cuesta alrededor de 300 euros, así que participa cualquiera… El escenario y butacas se desmontan convirtiéndose en una gran sala de baile que durará hasta altas horas de la noche.

Salón Ópera viena
butacas de la ópera Viena

En la Ópera se representan a diario uno o dos espectáculos, excepto en julio y agosto, sin repetir ninguna, es decir, más de 300 al año…, ahí es nada… Si queréis conocer el cartel de horarios, óperas, compra de entradas y demás en la página web de la Ópera

Escenario ópera viena
Escenario Ópera de Viena

El precio de entrada para espectáculos puede oscilar entre los 15 (comprando muy anticipadamente) hasta más de 200 euros… Sin embargo, hay unas entradas por 4 euros para un palco céntrico desde el que puedes ver la función de pie, y que se ponen a la venta unos 80 minutos antes del comienzo.  Pero claro, si quieres conseguirlas, tendrás que estar mucho antes aguardando a que abra la taquilla… También hay una pantalla fuera desde la que se retransmite, pero no es lo mismo…

Palco entradas baratas ópera Viena
Palco de entradas “baratas” a la Ópera de Viena

Las óperas son traducidas al inglés y al alemán en las pantallitas que hay tras los respaldos de cada butaca.

Ya va siendo hora de comer, así que nos adentramos hacia el centro por la comercial Kärtner Strasse, calle peatonal principalmente destinada al comercio, y en la que nos llama la atención el escaparate de Swarovski y la iglesia de la Cruz Maltesa.

La Kärtner Strasse desemboca en la Stephansplatz, donde se encuentra la Catedral de San Esteban o Stephansdom, el símbolo religioso más importante de Viena. El templo es de estilo gótico construido sobre las ruinas de uno románico.

Frente al altar mayor pende una imagen de un Cristo crucificado, que según la leyenda tiene una barba de pelo humano que aún continúa creciendo… ¡A saber! como era semana santa y la imagen estaba tapada, no pudimos verlo… Atención a la belleza de los tallados de los púlpitos…

También destaca la altura de la torre sur, de unos 137 metros de altura. No es de difícil acceso, ya que hay un ascensor que nos elevará hasta la cima. Desde allí podemos contemplar una espectacular panorámica de la ciudad. Ya sólo por eso, y por ver con más detalle los azulejos del tejado, merecerá la pena.

Vistas Catedral Viena
Vistas desde la torre de la catedral de Viena
vistas catedral viena
Vistas desde la torre de la catedral de Viena

También se pueden visitar las catacumbas y el museo de la catedral, pero no fue algo que nos atrajera especialmente.

Cerca de la catedral se encuentra la iglesia de San Pedro o Peterskirche, una de las iglesias barrocas más bonitas de Viena, inspirada en la basílica de San Pedro del Vaticano.

San Pedro Viena
Iglesia de San Pedro en Viena

Nos sorprendió de ella la cantidad de folletos que había a la entrada sobre Escribá de Balaguer, así que pensamos que alguna vinculación tendría con el Opus Dei. En efecto, en 1970 el obispo de Viena transfirió la Peterskirche a los sacerdotes del Opus.

interior sPedro Viena
Interior de la iglesia de San Pedro de Viena

En la peatonal Graben Strasse se encuentra la Pestsäule (columna de la peste), una pieza que fue levantada por Leopoldo I a finales del siglo XV tras haber rematado un periodo en el que la ciudad estuvo muy afectada por tal enfermedad.

Columna de la peste.JPG
Columna de la peste

En el camino hacia la iglesia Votiva encontramos un mercado de pascua en el Am Hof. Aquí también se celebra el Adventmarkt (sólo en navidad, claro). Así que aprovechamos para comer un “Baumkuchen“, dulce típico, un rulo con esencia a vainilla y chocolate, mmm….¡Riquísimo!

La fachada de la iglesia Votiva se encontraba en obras… Sus torres gemelas en forma de aguja casi miden 100 metros de altura.

Iglesia Votiva
Iglesia Votiva

De estilo neogótico, fue inaugurada con motivo de las bodas de plata de los emperadores Francisco José I y Sisi, en el 1879. El templo fue construido en el mismo lugar donde intentaron asesinar al monarca hacía más de 25 años y fue su hermano Fernando de México quien quiso rendirle homenaje ordenando la construcción de ésta.

De la iglesia Votiva destacan sus vidrieras, el sarcófago de Nikla Salm, comandante al mando de las tropas austriacas durante el asedio turco de 1529.

En honor al emperador Fernando de México, se dispuso un altar a la Virgen de Guadalupe, patrona de ese país. En él podemos ver ofrendas varias de los feligreses.

Iglesia Votiva Guadalupe
Altar Virgen Guadalupe iglesia Votiva de Viena

Otra curiosidad que se puede observar en la Votiva es la “Vela Bárbara” de unos 4 metros de altura y 264 kg de peso. De ella se dice que podría durar encendida unos 100 años…

También podemos ver placas en memoria a los fallecidos en la 1ª y 2ª Guerra Mundial.

Muy cerca queda la Rathausplatz, donde se encuentra el ayuntamiento (Rathaus) de estilo neogótico que recuerda mucho al de Bruselas.

Rathaus Viena.JPG
Rathaus de Viena

Frente a éste nos encontramos con el Burgtheater.

Burgtheater Viena.JPG
Burgtheater de Viena

Seguimos caminando por el “Burgring” (anillo de la ciudad) para encontrarnos el imponente edificio del parlamento.

Parlamento austria.JPG
Parlamento de Austria

Más adelante se sitúa Maria Theresien Platz, a un lado, el museo de historia natural y al otro, el museo de historia del arte, por cierto, son edificios gemelos…

Plaza MªTeresa Viena
Maria Theresien Platz Viena

Frente a éstos, los jardines Volksgarten, Heldenplatz y Burggarten.

Burggarten Viena
Burggarten
Con Mozart Viena
Estatua de Mozart en el Burggarten

La Burgring strasse se funde con la Opernring (anillo de la Ópera), una calle llena de impresionantes edificios que nos llevará hasta la misma.

Opernring
Opernring
Ópera Viena
Edificio de la Ópera Viena

Tras este edificio se encuentra el famoso Hotel Sacher, conocido por servir de alojamiento al protagonista de la película “El Tercer Hombre” y por la tarta que lleva el mismo nombre, y de la que dicen que fue originaria de éste…

Hotel Sacher
Hotel Sacher de Viena

Llega la hora de sentarse a descansar y degustar el típico café melange de Viena (café con leche con muuucha espuma), como me gusta a mí ¡éste es mi café! No elegimos el Sacher, si no el Loos American Bar de la , cerca de la Kärntner Strasse.

demel-kaffee-melange
Café Melange

Y de ahí, a comer algo rápido para reposar en nuestro Hotel Enziana. En el camino encontramos iluminada la fuente de la Schwarzenbergplatz con distintos colores, todo un espectáculo…

Schwarzenbergplatz
Fuente de la Schwarzenbergplatz de Viena

Bueno, ya es de noche y hay que descansar así que… ¡hasta mañana! Que será nuestro tercer día en Viena y por tanto el último…

 

Anuncios