Cuando me preguntan si algo valió la pena yo siempre respondo que “o caso é non mancarse…”, que se dice en gallego, y que quiere decir que si no te ha pasado nada y lo has pasado medianamente bien, ya es suficiente.

En nuestro viaje Zürich, Viena y Budapest hemos disfrutado y no nos hemos dañado. Lo demás son pequeños detalles que tienen solución. Y uno de esos “detalles” fue el vuelo de vuelta con Wizzair:
En primer lugar, ya al comprar los billetes lo que se suponía cerca 90€/billete (concretamente 89,64 € tarifa y tasas) se convirtió en 113,95€/billete:

Descripción
Total
Fare Price 25390.00  HUF      81,31€
Fare Price (tarifa) 25390.00  HUF      81,31€
Tarifa de asiento 3650.00   HUF       11,69€
Administration Fee (tasas) 5200.00   HUF       16,66€
Equipaje grande de mano 11500.00 HUF       36,85€
Importe total                             71130.00  HUF       227,90€

Como podéis ver además de por reserva de asiento, también nos cobran por maleta de cabina, y menos mal que nos fijamos porque lo que entienden por “equipaje de mano” es un pequeño bolso o mochila… Literalmente dice:

Equipaje de mano: cada pasajero solo puede llevar una pieza de equipaje de mano. Las medidas máximas permitidas para equipaje de mano son 56x45x25 cm, pero si su equipaje de mano excede de 42x32x25 cm, solo lo puede llevar a bordo pagando un cargo”.

Fíjense bien en esto si no quieren sorpresas al viajar…, aunque a día de hoy, y debido a las numerosas quejas que han recibido, ya no cobran por el equipaje de cabina estándar de 56x45x25 cm.

Wizzair avión

 

Peeero, la cosa no queda ahí… Para imprimir las tarjetas de embarque habrá que registrarse en la web y realizar la “facturación online“. Podremos imprimirlas, o bien, descargar la aplicación en dispositivos móviles o tabletas y llevar los “PDF”. Esto suele causar no pocos problemas, por las quejas que hemos leído a la hora de modificar datos erróneos, descargar los documentos, etc… En nuestro caso, y por negligencia nuestra por no intentarlo antes, no conseguimos descargar la aplicación (en el aeropuerto y con el tiempo limitado), así que tuvimos que pagar otros 10 euritos por cada billete impreso

El vuelo salió con puntualidad y durante éste todo transcurrió según lo previsto.

wizzair

Y aún hay más… ¿Cómo puede ser posible que olvidándonos en el asiento del avión una cartera con documentación no hayan sido capaces a devolverla? Aunque sea sin dinero, que poco había… Aunque tuviésemos que ir a Oporto a buscarla… Después de contactar por mail con la compañía, objetos perdidos y demás, nadie supo contestar… Lo único que se nos ocurre es que algún pasajero la cogiera sin más…

En resumen ¿volveríamos a viajar con Wizzair? Pues depende del precio y la comodidad que nos suponga. Eso sí, me fijaría más en la “letra pequeña” y estudiaría mejor las condiciones… De todo se aprende…

Anuncios